Proceso Agile, diseño y desarrollo

Como Diseñadora Industrial mi principal obstáculo siempre fue el desarrollar un producto que además de ser funcional y estético fuera comercializable.


La formación de un diseñador pocas veces va enfocada a la parte de ventas, marketing y administración lo cual nos limita en el emprendimiento de nuestros productos y en la independencia.


Al terminar mi formación como Mercadóloga me dediqué a identificar mis puntos de dolor al momento de desarrollar mis productos utilitarios para poder comercializarlos. Para esto me base en la metodología Agile, la cual me ayuda en mi proceso creativo y en el proceso de desarrollo de modelo de ventas, logrando así crear productos que parten de una necesidad real y lograr posicionarlos en el mercado de forma orgánica logrando ventas.


El proceso fue difícil ya que, como nuevos emprendedores, estamos acostumbrados a crear productos que primero nos gusten a nosotros, que resuelven una necesidad propia y después que le funcione a los demás. Toma tiempo acostumbrarse a desarrollar un proyecto que parta de una investigación de MERCADO (ventas, finanzas, competencia, rentabilidad), un producto que este enfocado a necesidades sociales y que este fuera de tu zona de confort.


¿Qué es Agile?


Es una metodología idónea para proyectos flexibles, la cual permite desarrollar un producto de forma ordenada y exitosa, con la ventaja de que puedes decidir la prioridad en cada fase del proceso. Está enfocada en mejorar resultados a base de prueba y error, en otras palabras, ITERAR. En esta metodología no se pretende desarrollar un producto por adelantado, lo que busca es evolucionar a partir de buenos o malos resultados y repetir el proceso hasta que este listo.


¿Cómo desarrollo un producto con Agile?


Paso 1: Evalúa los procesos y la estructura actual de tu empresa


En este primer paso buscamos entender el panorama actual y dónde estamos parados para saber con qué recursos contamos y sí es un buen momento para empezar.


Paso 2: Sugerencia de mejora y optimización de procesos


Como antes mencionado, con esta metodología queremos desarrollar proyectos a partir de mejoras. Es por eso que la observación es parte fundamental de esta metodología para poder identificar los puntos de dolor de los procesos actuales de tu empresa o de la competencia y poder optimizarlos.


Paso 3: Diseño del producto en conjunto con el cliente


El cliente siempre tiene la razón, pues bien no es del todo cierto pero siempre hay que escucharlos para lograr representar de la mejor forma su idea y resolver su necesidad. La comunicación es fundamental en todo el proceso.


Paso 4: Construcción e implementación de producto


Aquí es donde la magia sucede, el momento que una idea se convierte en algo tangible. Se representa la idea de forma tangible y empieza a tomar forma el proyecto.


Paso 5: Pero jamás último…Evaluación y monitoreo


El principio del fin, se evaluan los resultados de tu primera prueba y se optimiza una y otra vez desde el paso 1, para entregar un producto cada vez mejor.


Itera, Itera, Itera

37 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo